5 ideas creativas para decorar la entrada de la casa

El hall de entrada suele crear la primera impresión de una casa en nuestros visitantes. Por lo que es importante cuidar su aspecto si queremos transmitir una buena imagen. Sin embargo, no hay una sola manera de enfrentarse a esta habitación. La decoración de entradas de casas puede ser tan amplia como quieras ya que suele reflejar la personalidad de sus habitantes.

Te damos algunos consejos para que puedas crear un espacio distinto con el que te sientas identificado al entrar en casa.

1. Coloca un gran espejo encima de un mueble auxiliar

Un espejo es el clásico por excelencia de la decoración de entradas y recibidores. Pero no por eso es un objeto del que tengamos que olvidarnos si queremos crear un ambiente moderno. En primer lugar debemos tener en cuenta que es un elemento muy práctico en hall, ya que nos permite vernos antes de salir de casa y hacer los últimos retoques.

Cómoda de madera

Pero además, un espejo con un marco bonito, como un espejo redondo de madera, combinado con una mesa auxiliar sencilla puede convertir un recibidor pequeño y frío en un espacio acogedor y con personalidad. La mesa puede darnos también más opciones, como crear un lugar para dejar las llaves o el correo.

2. Saluda a tus visitantes con los pomos de un mueble

Si tienes un recibidor ya amueblado pero sin ninguna gracia, una idea fantástica puede ser darle una vuelta al estilo decorativo con los elementos que ya tienes. Por ejemplo, puedes comprar unos pomos o tiradores con letras para colocar en una cómoda sosa y que al entrar se pueda leer la palabra “hola”. O si quieres algo más discreto puedes optar por unos colores o dibujos sencillos.

También puedes incorporar los saludos a las paredes con letras de madera o un cuadro bonito que invite a la gente a pasar a tu hogar. Como ves, hay muchas posibilidades, simplemente tenemos que echarle un poco de imaginación.

3. Crea una zona para calzarte y descalzarte

Entre las ideas para la entrada de una casa más prácticas y estilosas está la de crear una zona en la que poder sentarte a ponerte y quitarte los zapatos. Puedes decorar el recibidor con un banco de madera de estilo rústico en el que no solo apoyarte, sino también dejar el bolso o las cosas que traigas de la calle. Puedes combinarlo con un mueble zapatero o con un perchero en el mismo tono de madera.

Banco de madera

Y si quieres conseguir un efecto más rústico no te olvides de añadir a la combinación unas flores secas, un estampado campestre o un objeto vintage.

4. Recicla un mueble antiguo

En la misma línea de utilizar cosas retro, podemos crear un nuevo estilo en la entrada de casa recuperando algún mueble que nos esté ocupando espacio en otro lugar de la casa. Puede ser una cómoda antigua o un mueble de la cocina de tu abuela. Todos tenemos siempre alguna pieza de mobiliario pasada de moda.

Échale imaginación y cámbiale la cara con un cambio de color. Puedes utilizar pintura a la tiza para no tener que lijar ni preparar la madera previamente.

5. Da personalidad al hall con una pared decorada

Por último, una solución que queda bien en cualquier recibidor, independientemente del tamaño, es utilizar una de las paredes para la decoración y dejar el resto despejadas. Así conseguimos una sensación de amplitud sin dejar de lado la originalidad, añadiendo elementos que nos resulten interesantes a nivel estético.

Cartel de madera para la decoración de la pared

Podemos colocar un objeto decorativo en la pared, como una cabeza de animal de esparto o un cartel hecho a mano. Aunque si queremos algo más clásico y minimalista, siempre podemos colocar un papel pintado con estampado recargado en una de las paredes y dejar el resto despejadas.