Cómo ampliar el espacio de tus estancias con espejos

Las casas en las ciudades cada vez son más pequeñas, por lo que conseguir una decoración que maximice es espacio es clave hoy en día. Vivimos en espacios reducidos en lo que, en muchas ocasiones, tampoco contamos con mucha luz natural. Sin embargo, hay un elemento decorativo clave que nos puede ayudar a resolver estos problema. Se trata de los espejos. Te contamos cómo colocar espejos en el comedor, el dormitorio o el baño para crear un efecto de amplitud.

Colocar espejos en el comedor

Colocar espejos en el recibidor o en el pasillo

Tenemos que señalar que los espejos quedan bien en cualquier habitación de la casa. Pero si además pensamos en la parte práctica de este elemento decorativo no podemos olvidarnos de colocar uno cerca de la entrada de la casa. De este modo contaremos con un lugar en el que poder mirarnos antes de salir de casa y hacernos los retoques necesarios.

Por otro lado, los pasillos y halls no se caracterizan por ser lugares amplios. Por lo que además estamos dispersando la luz que se refleja en el espejo haciendo que el espacio parezca mayor. A continuación tienes un par de ideas de decoración para estos espacios de la casa.

  • Pon un espejo grande en la entrada. Además de verte reflejado, un espejo de gran tamaño refleja también mayor espacio. Por lo que el efecto que conseguimos es el de una estancia visualmente mucho más grande de lo que es en realidad.
  • Coloca una lámpara encima del espejo del recibidor. De este modo la luz incide directamente sobre el cristal haciendo que la habitación parezca más amplia y luminosa. Aunque intenta que sea una luz cálida para que no de un efecto muy frío.
  • Si se trata de una zona estrecha del pasillo cuelga espejos a ambos lados. Puedes conseguir un efecto muy interesante a nivel de decoración. Aunque intenta no pasarte para no sobrecargar el espacio.

Cómo colocar espejos en el comedor

A la hora de decorar un comedor es cierto que las opciones no suelen ser muy amplias. Ya que normalmente es un espacio funcional en el que el protagonismo lo tienen la mesa y las sillas. Sin embargo, un espejo colocado en el lugar indicado puede hacer que esta estancia destaque. Aunque la habitación en sí misma no tenga nada de especial.

Además, si es un comedor no muy amplio en el que sueles invitar a mucha gente, un espejo hará que nadie tenga sensación de agobio. Toma nota de las siguientes ideas.

  • Coloca un espejo de madera grande alineado con la mesa del comedor. De este modo los comensales se verán reflejados en la pared aumentando la sensación de espacio. Además, un marco de madera bonito aporta mucha calidez al espacio haciendo que resulte muy acogedor.
  • Llena una pared de espejos. Aunque no debes llenarla completamente, poner distintos espejos como si se trata de cuadros con diferentes marcos y tamaños puede crear un efecto muy interesante en el comedor.
  • Pon un espejo sobre el aparador. Aunque esto es un clásico de la decoración, esta solución siempre funciona para dar más luz a la zona de las comidas familiares. Si quieres algo un poco más atrevido y moderno, en lugar de uno alargado coloca espejos en forma redonda o geométrica.

Colocar espejos para dar luminosidad

Refleja la luz para un espacio luminoso en el salón

Sin duda una de las cosas que más nos planteamos es si es una buena idea colocar un espejo en un salón pequeño. Por un lado puede parecer correcto, mientras que por otro puede asustarnos la idea de recargar mucho las paredes. Sin embargo, un espejo siempre es un acierto en espacios reducidos colocándolo adecuadamente.

Además, hay quienes creen que los espejos ayudan a que la energía positiva fluya mejor la casa. Ya que la luz se ve reflejada y los espacios más luminosos tienen un efecto positivo sobre nuestro carácter. Para conseguir esto puedes aplicar alguna de las siguientes ideas para decorar con espejos un salón comedor.

    • Pon un espejo alto detrás de un mueble. Si tu salón es pequeño y parece que has metido a la fuerza algún mueble, por pequeño que sea, una solución para acabar con este efecto es poner un espejo alto por detrás. Ya que al reflejarlo hace que el aparador o mesita se estilice.
  • Coloca un espejo frente a una ventana o en un lateral. Si tienes una pared pegando con la ventana puedes poner un espejo para crear la sensación de contar con una ventana extra al reflejarse el exterior. Si el salón es muy estrecho también puedes poner el cristal enfrentado a la ventana para conseguir el mismo efecto. Además si tienes buenas vistas podrás disfrutar de ellas por duplicado.
  • Sitúa un espejo grande encima del sofá. Al conseguir que el espejo refleje la luz, el efecto será el de una habitación con mucha más luz de la que tiene realmente.

Consigue una sensación de amplitud con espejos en tu dormitorio

Aunque es cierto que los espejos en los dormitorios deben introducirse con cuidado para no crear efectos indeseados. Puedes colocarlos sin miedo siempre que no abuses de este recurso. Además, siempre viene bien tener un espejo de cuerpo completo para poder vernos al terminar de vestirnos.

Sin embargo, las opciones son muchas si lo que quieres es decorar al mismo tiempo que amplias el espacio y utilizas los espejos. No dejes de buscar en una tienda de muebles originales para encontrar el espejo perfecto para tu dormitorio. Por otro lado, no te olvides de revisar la colocación de los muebles en tu dormitorio según las técnicas del feng shui para conseguir un espacio relajante. Aquí van algunas sugerencias:

  • Convierte la puerta de un armario en un espejo. Colocar un espejo en uno de los frentes del armario es una buena idea para ahorrar espacio al mismo tiempo que crear un efecto de amplitud. Por no hablar de lo práctico que resulta.
  • Pon un espejo tras la lámpara de la mesilla. Al colocar un elemento que refleja la luz justo detrás de la fuente conseguimos amplificar el espacio. Además de lograr un efecto muy bonito y relajante.
  • Cuelga varios espejos pequeños en una zona de la pared. Si el dormitorio es especialmente pequeño un buen recurso puede ser poner varios espejos pequeños a modo de cuadros para conseguir más luz en un rincón oscuro o encima de las mesillas.

Colocar espejos en tu dormitorio

No te olvides de los espejos en el baño

Está claro que en el cuarto de baño es imprescindible tener un espejo por motivos prácticos. Sin embargo, esto no quiere decir que por ello debamos prescindir de la estética o no podamos usarlo para conseguir efectos visuales. Ten en cuenta que normalmente los aseos o baños no suelen ser lugares muy grandes ni con mucha luz natural, por lo que el espejo puede convertirse en un elemento clave.

Hay muchas maneras de conseguir que los espejos den personalidad a un baño, además de hacerlo más amplio y luminoso. Te contamos algunas de ellas para que puedas ponerlas en práctica.

  • Usa la mampara de la ducha o la bañera para poner un espejo. Es una buena manera de tener un espejo de cuerpo entero práctico. Aparte de conseguir crear el efecto de que el baño es mayor al verse reflejado.
  • Coloca una pared entera de espejo. Puedes usar la pared del lavabo para poner un gran cristal que de personalidad a la estancia. En función de la forma de la habitación puedes ponerlo de lado a lado sobre la encimera del lavabo o bien de suelo a techo.
  • Pon un espejo dentro de la ducha. Si tienes mamparas de cristal transparentes en la ducha, poner un espejo dentro creará un efecto de amplitud increíble en el aseo. Aunque es cierto que se trata de una idea para los más atrevidos.

Cosas que no debes hacer con los espejos

Hemos visto muchas ideas para ampliar el espacio usando los reflejos de los espejos. Sin embargo no todo vale ya que puedes crear efectos poco deseados si te equivocas al colocar estos elementos decorativos. Estas son algunas de las cosas menos recomendables:

  • No pongas un espejo en frente de una pared vacía. Ya que aunque pueda parecer que va a reflejar la luz del ambiente, lo cierto es que crea una sensación fría de vacío.
  • No abuses del uso de espejos. Es cierto que se pueden colocar varios espejos en la misma estancia, pero siempre que no sean muy grandes. Colocar demasiados puede crear el efecto contrario al que estamos buscando y que la estancia sea agobiante.
  • Intenta no usar marcos muy gordos en habitaciones pequeñas. Aunque los marcos aportan personalidad al espejo debemos ser un poco consecuentes y no colocar marcos gigantes en lugares muy pequeños. Es posible poner el espejo, pero siempre con marcos de un grosor que sea adecuado para el lugar.