Trucos para colocar con elegancia los cojines en el sofá

El sofá es, en la mayoría de los salones, el elemento central en torno al cual gira el resto del mobiliario de la habitación. Y los cojines o almohadones son el complemento ideal a la hora de crear un estilo y aportar personalidad a la sala. Sin embargo, conseguir una buena decoración con cojines no es tarea sencilla. Ya que podemos conseguir el efecto contrario si no sabemos cómo colocar cojines en un sofá.

Te contamos varias maneras de hacer que los almohadones y sus textiles aporten el toque de elegancia y estilo que estás buscando.

El tamaño de los cojines importa

Si te gustan los asientos muy mullidos y rodearte de almohadones para ver la televisión o relajarte leyendo un libro seguro que te encantará adornar el sofá del salón con cojines. Sin embargo, es importante seguir ciertas normas en cuanto al tamaño de estos complementos para que la mezcla quede armónica.

Lo primero que debes considerar es no colocar nunca cojines que sean mayores que los del respaldo del sillón. Si lo haces crearás un efecto muy poco atractivo, por lo que siempre es mejor elegir otros tamaños. Puedes mezclar cojines de distintos tamaños para crear una sensación de profundidad o bien decantarte por colocar solo un par del mismo tamaño.

Los más habituales son los cojines de 50 x 50 cm, una opción perfecta si simplemente quieres colocar un cojín en cada extremo. O bien para combinarlos con otros más pequeños o de distintas formas, como rectangulares o circulares.

Colocar cojines pequeños

Combina distintos colores y estampados

Saber a ciencia cierta cómo combinar cojines para sofá mezclando distintos tonos o colores es imposible y no hay una combinación ganadora. Pero si hay algunas reglas que podemos seguir para crear bonitos efectos alternando los colores de los cojines.

  • Si el sofá es de un tono neutro. Este es el caso más sencillo de todos. Si en nuestro salón tenemos, por ejemplo, un sofá gris o de cualquier otro color neutro, la mejor opción es colocar cojines llamativos. En este caso podemos optar tanto por cojines lisos como por textiles con estampados, siempre que sean de tonos diferentes a la tapicería.
  • Si tienes un sofá de color. Los sofás de colores llamativos suelen indicar que la persona que vive en esa casa es atrevida. Por eso mismo este tipo de sillones suelen quedar de maravilla con cojines estampados en colores que combinen con el color base de la tapicería.
  • Si el sofá tiene una tapicería estampada. Salvo que tengas la certeza de que varios estampados quedan bien, en caso de tener un sofá con un estampado la opción segura es combinarlo con cojines de colores lisos. Y a poder ser poco llamativos para no quitarle protagonismo al sofá.

Coloca números impares de cojines

El número de cojines es uno de los aspectos que puede cambiar totalmente la imagen de un sofá, de uno elegante a uno simplón. Por un lado siempre está la opción clásica de colocar dos cojines. Sin embargo, las últimas tendencias en decoración apuestan por sillones mullidos con múltiples cojines.

A la hora de colocar los cojines el número se recomienda que sea impar por una cuestión visual. Ya que queda mucho más elegante un diseño simétrico con un elemento central que rompa con el estilo clásico. Si además combinas distintas formas y tamaños, puedes conseguir un estilo moderno muy atractivo.

Poner cojines en un sofá con chaise longue

Cómo poner cojines en un sofá con chaise longue

Si tienes en casa un sofá con chaise longue olvídate de los consejos anteriores. La mejor manera de colocar los cojines en este caso es dando más importancia al lado en el que no se encuentra la extensión. Ya que de este modo estaremos compensando visualmente ambos lados creando una imagen mucho menos armónica.

Aunque si el sofá es muy largo también puedes crear distintas zonas con varios tipos de cojines. De este modo estarás aportando un extra de estilo al mismo tiempo que una comodidad extra.